Exploración

Los miembros de tu grupo te seguirán según vayas recorriendo el mundo. También puedes dividir el grupo y controlar a cada personaje de forma individual o en subgrupos más pequeños como parte de tu estrategia de combate.

Puedes ir adonde quieras y decidir qué hacer y qué no hacer. Puedes abrir puertas o, si están cerradas con llave, forzar la cerradura, quemarlas o destrozarlas a golpes. Puedes subir por todo tipo de escaleras o incluso teletransportarte a lugares a los que no podrías llegar de otra forma. Explora el mundo para encontrar gente con la que hablar, enemigos con los que luchar o zonas secretas con cofres ocultos.

Puntos de ruta: a medida que viajes por Rivellon, encontrarás puntos de ruta que te servirán como referencia. Podrás transportar a tu grupo a los puntos de ruta que hayas descubierto hasta el momento. Los encontrarás en el mapa (botón Vista), o en una lista en el menú del juego (pulsa el botón Menú).

Pasajes secretos: presta atención a posibles pasajes secretos. Rivellon está lleno de palancas ocultas, placas de presión y trampillas misteriosas.

Montículos misteriosos: si tu nivel de Ingenio es alto, repararás de vez en cuando en montículos de aspecto sospechoso. Llévate una pala contigo: te hará falta para desenterrar el tesoro.

Misiones

Las misiones son una excelente manera de conseguir experiencia. Si alguien te ha enviado a cumplir una misión y la terminas, asegúrate de volver a hablar con ese PNJ y contarle los detalles de tu aventura. Ten en cuenta que nuestras misiones son diferentes de las de otros juegos de rol a los que hayas jugado: es muy raro que añadamos una marca a tu mapa a no ser que se haya mencionado un lugar. Las misiones te pondrán en el buen camino y te darán pistas, pero tendrás que explorar e investigar si quieres resolver el misterio. Divinity: Original Sin 2 apenas ofrece misiones al uso: nos gusta pensar en ellas más bien como situaciones excepcionales. Estas situaciones no siempre tendrán el final esperado, ni tampoco una única solución. Por ejemplo, si tu «misión» es escapar de Fuerte del Júbilo, hay muchas maneras de lograrlo.

Interacción con objetos

El mundo en el que se desarrolla la partida está lleno de objetos con los que es posible interactuar. Algunos podrás añadirlos a tu inventario, mientras que con otros solo podrás interactuar en el lugar en el que se encuentren. Otros objetos, como las antorchas, los interruptores o las puertas, cumplen con su función inmediatamente al seleccionarlos. Otros los puedes arrastrar y desplazar (si tienes suficiente Fuerza), abrir, cerrar, comer, leer, activar, destruir, girar, etcétera. Pero ten cuidado: interactuar con objetos que no son tuyos se considera un delito.

Objetos: cada objeto tiene su acción predeterminada. Los recipientes se abren y te muestran su contenido, el equipo se recoge y las puertas se abren. Si quieres ver más opciones, resalta el objeto y abre el menú de acción con el botón .

Búsqueda activa: para examinar con facilidad todos los objetos que te rodean, mantén pulsado el botón y crearás una zona de búsqueda activa.

Mover objetos: resalta el objeto, pulsa el botón y elige «Mover». Dependiendo del nivel de Fuerza que tengas, podrás mover el objeto o incluso lanzarlo lejos.

Identificar objetos: es necesario identificar algunos objetos mágicos antes de que puedas usarlos. Para identificar un objeto, necesitas tener el nivel adecuado en la aptitud Sabio. También necesitarás una lente de identificación. Para identificar, pulsa el botón sobre un objeto y selecciona «Identificar». También puedes seleccionar «Usar» sobre la lente de identificación y, después, seleccionar el objeto que quieras identificar.

Reparar objetos: golpear objetos afecta a la durabilidad de las armas. Puedes repararlos con un martillo de reparación.

Desarmar trampas: si tienes un nivel de Ingenio elevado, puedes reparar en las trampas antes de que se activen. A partir de ahí, si tienes un equipo para desarmar trampas, puedes neutralizarlas. Ve al inventario, selecciona «Equipo para desarmar trampas», selecciona «Usar݁» y luego selecciona la trampa que quieras desarmar.

Interacción con personajes

Puedes hablar con todos los personajes no jugadores del juego que no sean hostiles, comerciar con ellos, ayudarlos o incluso matarlos, si así lo decides. Sin embargo, matar a personajes inocentes se considera un crimen. La forma en que decidas interactuar con un PNJ es importante, porque esa interacción es la que determinará si se muestran dispuestos a ayudarte o no.

Personajes: la interacción predeterminada con los personajes no hostiles es hablar con ellos. La acción predeterminada con los que sí lo sean es atacarlos. Resalta a un personaje y pulsa el botón para examinarlo. Y ten en cuenta que solo puedes hurtarles objetos una vez que hayas entrado en el modo sigilo.

Comerciar: la mayoría de los personajes que no sean hostiles estarán dispuestos a comerciar contigo. Si necesitas objetos concretos o más variados, te conviene buscar una tienda.

Persuasión: a veces, durante las conversaciones habrá momentos en los que podrás intentar persuadir a tu interlocutor. Las pruebas de persuasión durante las conversaciones pueden hacerse contra tu Fuerza (Intimidar), Pericia (Seducir), Inteligencia (Razonar), Constitución (Camelar), Memoria (Autoridad) o Ingenio (Engañar). Cada opción de los diálogos puede modificar la situación o la personalidad de un personaje. La persuasión de aptitud civil añade una bonificación a todas las opciones de persuasión.

Descansar

Hay muchas formas de recuperar la Vitalidad. Descansar es la más barata. Elige una cama en la que dormir y la regenerarás poco a poco. Ten cuidado con las consecuencias sociales que puede tener tumbarte en una cama que no sea tuya. Si usas un petate, todo tu grupo se curará de forma instantánea y obtendrán la bonificación Descansado. Si encuentras alguno, sería una buena idea recogerlo y llevártelo contigo.

Canalladas

La gente reacciona de forma diferente a las acciones que se menciona a continuación. Si te pillan, te harán una advertencia, llamarán a los guardias o incluso te atacarán sin más preámbulos. Dependerá del personaje del que se trate y de las características de la zona en la que te encuentres. Si no te pillan pero se dan cuenta de lo que ha ocurrido, el nivel de tensión aumentará y algunos personajes empezarán a investigar y a hacer preguntas. Los guardias pueden llevarte a prisión y, si eso ocurre, tendrás que escaparte (lo cual no es fácil).

Matar: puedes matar a un inocente si lo resaltas, pulsas el botón y eliges «Atacar» en el menú. Quien te vea hacerlo reaccionará; si no te ve nadie, es posible que alguien descubra el cadáver y se lleve a cabo una investigación. ¡Un asesino anda suelto!

Robar: robar es llevarse un objeto que pertenece a otro. Lo sabrás porque la acción se llama «Robar» y aparece en rojo. ¡Que no te pillen con las manos en la masa! Si el propietario del objeto se da cuenta de que ha desaparecido, iniciará una investigación. Aparecerán también en rojo otras acciones ilegales que se pueden hacer con objetos, como, por ejemplo, forzar la cerradura de un cofre prohibido.

Sigilo: puedes intentar llegar a algún sitio sin que te vean o escabullirte lejos del alcance de tus enemigos si activas el modo sigilo (pulsando el botón de dirección hacia abajo). No puedes entrar en modo sigilo si te está viendo algún PNJ. Mientras estás en ese modo, tu personaje tiene que llevar cuidado de que nadie lo vea, lo que en la práctica significa evitar los conos de visión de los PNJ. El modo sigilo es imprescindible para hurtar, pues no puedes hacerlo fuera de ese modo.

Forzar cerraduras: una vez que tengas la aptitud Robo y alguna que otra ganzúa (o el dedo hábil de un no muerto), podrás forzar la cerradura de puertas y cofres. Selecciona el objeto, pulsa el botón y elige «Forzar cerradura». O, simplemente, elige «Usar» con una ganzúa seleccionada y luego selecciona la puerta o el cofre.

Hurtar: puedes hurtarles objetos a los PNJ si entras en modo sigilo y pulsas el botón . El nivel que tengas de la aptitud Robo determina el límite de peso y el valor de los objetos que puedes robar.

 


Bandai Namco Entertainment 

© 2019 BANDAI NAMCO Entertainment Europe S.A.S.