Cómo jugar

Explorar el mundo

Controla a tu personaje y sumérgete en el mundo. Puedes investigar y coleccionar numerosos objetos. Examina hasta las piedras.

Luchar contra los enemigos

Los enemigos que te encuentres en el mundo te atacarán. Defiéndete con tus armas y esquiva sus ataques. También puedes usar tu velo de sangre para realizar drenajes.

Trabajar con tus compañeros

En la base puedes pedirle a un compañero que salga contigo a explorar. Los compañeros ofrecerán apoyo de diferentes maneras, como peleando contra enemigos a tu lado o dándote parte de sus PS cuando a ti se te agoten.
Aviso: hay un periodo de reutilización cuando los compañeros te dan parte de sus PS. Además, si los PS de tu compañero son demasiado bajos, no podrán traspasártelos.
Aviso: si tu compañero pierde todos sus PS y muere, puedes resucitarle descansando junto al muérdago.

Descansar junto al muérdago

El muérdago marca un lugar de asueto. Descansar junto al muérdago restaurará todos tus PS y el número de veces que te puedes regenerar. Además, salvo excepciones, los enemigos que hayas derrotado volverán a la vida. También puedes subir de nivel a tu personaje junto al muérdago.

Usar códigos de sangre para dar forma a tu estilo

Conforme avanzas en la historia, obtendrás códigos de sangre con habilidades únicas. Ofrecen varios efectos al equipártelos, como aumentar el poder de ataque o los PS. Usar el código de sangre adecuado puede facilitar la exploración o mejorar tus posibilidades en combate. Los códigos de sangre también te permiten usar dones.

Cuando te llega la hora…

Cuando pierdes todos tus PS y mueres, revivirás junto al último muérdago en el que descansaste. Al morir, dejarás atrás toda la neblina que poseías en el lugar donde moriste. Puedes recogerla de nuevo si vuelves a ese punto, pero si mueres otra vez antes de llegar se perderá para siempre.

© 2019 BANDAI NAMCO Entertainment Europe S.A.S.